Cabecera pilates aéreo

Si lo que buscas es mejorar tu bienestar físico, mental y emocional, el pilates aéreo es perfecto para ti. Si has practicado pilates clásico, te animamos a que des el salto al pilates aéreo porque los beneficios se multiplican.

El pilates aéreo es una modalidad del método pilates y lo puede practicar cualquier persona. Tanto quienes practican deporte como quienes quieren empezar a hacerlo. A pesar de que existen numerosos ejercicios que van desde el nivel básico hasta un nivel más avanzado, si eres de los que no practica deporte, te recomendamos que comiences con clases de pilates para fortalecer y ganar musculatura.

Este novedoso método de pilates se realiza en suspensión, desde el aire, y trabaja todo el cuerpo. Para llevar a cabo todos los ejercicios se utiliza el peso corporal y la resistencia generada por la gravedad. De esta forma, se trabaja la flexibilidad, el equilibrio y la estabilidad de la parte central del cuerpo, el core.

¿Qué es el pilates aéreo?

El método pilates fue creado por Joseph Hubertus Pilates a comienzos del Siglo XX. Gracias a sus conocimientos en gimnasia, traumatología y yoga creó un entrenamiento, que junto con el sacrificio mental y la relajación conformaron una nueva forma de trabajar el cuerpo.

Con el paso del tiempo, el pilates se ha desarrollado en distintos ámbitos e incluso superficies y ha dado lugar a varios tipos. Y el pilates aéreo, que se practica en una especie de columpio de tela, es uno de ellos. Los agarres son similares a los TRX. Esta disposición de tela permite hacer numerosos ejercicios en 360º, lo que fomenta el aumento de intensidad y resistencia. Al estar en suspensión, requieren la fuerza de todo nuestro cuerpo y una mayor concentración.

El pilates aéreo es un ejercicio impartido por fisioterapeutas específicamente instruidos en este método. Este tipo de pilates se practica con los columpios de tela, que ofrecen una gran variedad de movimientos para llevar a cabo. Se trata de un ejercicio muy completo debido a la conexión que se crea de la mente con el cuerpo. El pilates aéreo también enseña a mantener cuerpo y mente controlados.

Esta técnica permite que nuestro cuerpo se active desde la primera clase que hagamos. Esto se debe a que, desde el primer momento, estaremos activando el sistema linfático y sanguíneo. Por lo que notarás una considerable mejora en los movimientos, en tu flexibilidad y tono muscular.

El pilates aéreo puede realizarlo cualquier tipo de persona, siempre que se adapten los ejercicios a sus necesidades y patologías. De hecho, los deportistas lo practican para mejorar su fuerza, tono muscular, flexibilidad y rendimiento.

Se trata de ejercicios especiales con los cuales mejoraremos la postura de nuestro cuerpo, aumentamos la fuerza y flexibilidad, el equilibrio, coordinación, circulación, nuestra forma de respirar y el tono muscular general.

Para qué sirve el pilates aéreo

El pilates aéreo sirve para trabajar el bienestar físico, mental y emocional. También para mantener la salud física en buenas condiciones y para mantener activa la conexión entre cuerpo y mente. Esta técnica sirve principalmente para corregir malos hábitos posturales, eliminar tensiones musculares y disminuir el estrés.

El pilates aéreo es una excelente práctica para compaginar con los entrenamientos de fuerza. Este tipo de pilates es un ejercicio muy completo que tonifica el cuerpo en su totalidad. Además, ayuda a estirar los músculos y a mejorar la movilidad articular. Aunque hay que mencionar que al redefinir y tonificar la musculatura no se aumenta el volumen muscular. El pilates aéreo te ayuda a mantener la figura esbelta.

El pilates aéreo sirve para reducir el estrés, fomentar la creatividad y mejorar el autoconocimiento corporal. De esta forma, mejoras la coordinación, la destreza, la agilidad, la fuerza y el equilibrio físico. Con esta práctica tendrás un control mayor sobre tu cuerpo. Tus movimientos serán más eficientes y eficaces. También ganarás amplitud y flexibilidad.

Beneficios del pilates aéreo

El pilates aéreo es una técnica con numerosos beneficios para la salud. Se trata de una mezcla entre el pilates y la gimnasia acrobática. Sin embargo, con el pilates aéreo, los beneficios se multiplican.

  • Disminuye el dolor de espalda

El pilates aéreo mejora la postura y previene los problemas de espalda. Además, ayuda a estabilizar la posición, a estirar la columna vertebral y a fortalecer la musculatura de la espalda.

En esta línea, este ejercicio aumenta el control sobre la estabilidad lumbo-pélvica y, de este modo, ayuda a disminuir los dolores de espalda y aquellos que causados por una mala postura.

  • Reduce los niveles de estrés

Esta técnica es una buena terapia para combatir el estrés, ya que contribuye a la relajación. Estar en suspensión supone un reto para el cuerpo y exige un alto nivel de concentración.

  • Tonificación muscular

Con el pilates aéreo es posible ponerse en forma, ya que se trata de un entrenamiento duro. Permite llevar a cabo posiciones que el suelo serían inviables. Y el ejercicio es más intenso.

  • Circulación sanguínea

Estar suspendidos en el aire favorece la circulación sanguínea. Y es que al estar con las piernas elevadas, se logra un efecto drenante. El pilates aéreo reactiva la circulación sanguínea y ayudando a paliar los síntomas de las varices. Asimismo, mejora el sistema cardiovascular y es capaz de prevenir los infartos de miocardio.

  • Memoria y concentración

Esto se debe a que la concentración también favorece el mantenimiento y desarrollo de la memoria a medio y largo plazo y favorece las conexiones cerebrales.

Cuando no hacer pilates aéreo

Aunque el pilates aéreo es apto para cualquier persona, requiere unos niveles mínimos de forma física y salud corporal. Es importante conocer cuáles son las contraindicaciones para quienes sufren determinadas dolencias como limitaciones físicas, fracturas óseas o patologías concretas. Por ello, no es recomendable que practiquen pilates aéreo aquellas personas con la tensión baja, con desprendimiento de retina, glaucoma o problemas cardíacos.

A las personas con cáncer, linfomas, en tratamiento de radioterapia y quimioterapia, les recomendamos que hablen con su especialista. Debe ser este quien decida si puede practicarlo o no.

Las embarazadas, durante el primer trimestre, deben seguir de modo estricto las indicaciones de su médico. Aunque, pasado este período podrían practicar las inversiones si ya las realizaban antes. Asimismo, desde Clínica Jaro aconsejamos que las embarazadas no ejecuten los ejercicios más acrobáticos.

Durante la menstruación, recomendamos que no se lleven a cabo las inversiones.

Por otro lado, aconsejamos a quienes sufran otitis, sinusitis y conjuntivitis, evitar este ejercicio. Así como a las personas con más de ocho dioptrías de miopía o que con facilidad experimenten mareos y vértigos.

Clases de pilates aéreo en Madrid

En clínica Jaro te ofrecemos el método Pilates de la mano de expertos fisioterapeutas. Usamos el sistema de ejercicios desarrollados por el alemán Joseph Pilates, que aúna el ejercicio corporal con el control mental. El objetivo: mejorar la postura de nuestro cuerpo, aumentar la fuerza, la flexibilidad, el equilibrio, la coordinación, la circulación, la forma de respirar y el tono muscular general a través de la respiración y la relajación.

Todo esto os ayudará a conseguir un bienestar corporal que pocas técnicas son capaces de lograr. Nuestras clases están dirigidas por fisioterapeutas colegiados e instruidos en este método.

Obtén más información sobre las clases de pilates individuales, grupales y duales, aquí.

Compartir
Últimos post
Contáctanos y pide tu cita
Llamar