Qué es el drenaje linfático

Uno de los tratamientos más innovadores que están actualmente más en auge en el mercado son los tratamientos de fisioterapia para el drenaje linfático. En Clínica Jaro te contamos todo lo que debes saber sobre ello, por si decides iniciarte en esta práctica con los beneficios de la fisioterapia para el drenaje linfático.

Qué es el drenaje linfático

En primer lugar, debemos contar cuáles son las funciones que cumple el sistema linfático en nuestro cuerpo:

  1. Depurar el organismo para eliminar toxinas y otros desechos perjudiciales que se generan, acumulándose en su interior.
  2. Proteger —al modular el sistema inmunitario— frente a bacterias, virus y otras sustancias peligrosas para el individuo.

Por tanto, el drenaje linfático es un masaje que actúa sobre los vasos linfáticos eliminando el líquido intersticial y linfático. Este masaje genera una acción antiedematosa y analgésica sobre las fibras musculares. Se recomienda principalmente para eliminar el conocido efecto de piel de naranja que produce la celulitis o tras una intervención quirúrgica para acelerar el proceso de recuperación de la parte afectada. El drenaje linfático también permite tratar edemas, cicatrices y otros problemas cutáneos.

En general, este tratamiento tiene un efecto relajante especialmente en los músculos tensos o hipertónicos, además de aumentar la respuesta del sistema inmunológico mejorando el funcionamiento de las zonas que se tratan con este tipo de masajes.

El hecho de que se acumulen líquidos en el organismo puede deberse a varias causas, como un mal funcionamiento del propio sistema linfático, u otros problemas diversos como edemas venosos, edemas traumáticos, edemas durante el embarazo, cirrosis hepática, malnutrición, problemas de riñón, etc.

Pautas para tener en cuenta al aplicar un tratamiento de drenaje linfático:

  1. Debe ser un masaje suave y totalmente indoloro, consiguiendo así un efecto relajante y calmante en el paciente.
  2. Las manos del fisioterapeuta deben realizar movimientos lentos y repetitivos, siguiendo la dirección de los conductos linfáticos del cuerpo humano para obtener todos los beneficios posibles con esta técnica.
  3. La sesión de fisioterapia no suele durar menos de una hora para conseguir todos los efectos deseados.

Beneficios de los tratamientos de fisioterapia para el drenaje linfático

Entre las ventajas y beneficios que nos encontramos al aplicar un tratamiento de fisioterapia en el sistema linfático, nos encontramos:

  1. Permite reactivar la circulación linfática del paciente, favoreciendo otros procesos relacionados.
  2. Ayuda a reabsorber los líquidos que se acumulan en el organismo. Si quieres saber más información sobre cómo eliminar la retención de líquidos, visita nuestro post.
  3. Reduce la inflación muscular debido a una lesión o inflamación previa.
  4. Contribuye a mejorar las defensas del organismo frente a virus y bacterias.
  5. Perfecciona el estado de la piel y combate afecciones como la celulitis y el acné.
  6. Produce un efecto analgésico el organismo, por lo que combate enfermedades como la fibromialgia.
  7. También genera un efecto relajante en el sistema nervioso del individuo, aliviando el estrés y la ansiedad.
  8. Contribuye a mejorar los síntomas de enfermedades como la migraña y el vértigo.
  9. Mejora la circulación sanguínea del paciente, mejorando algunas dolencias relacionadas como las varices o la hinchazón de piernas.
  10. Estimula la función renal, mejorando a su vez el proceso de eliminación de desechos y exceso de líquidos.

Diferencias entre el drenaje linfático y el masaje convencional

Llegados a este punto, aunque creas que el drenaje linfático es lo mismo que un masaje convencional, te contamos las diferencias fundamentales que existen entre ambos tratamientos:

1. Masaje convencional

  • Tiene efectos beneficiosos sobre el sistema circulatorio sanguíneo.
  • Estimula el tono muscular del paciente.
  • Normalmente, provoca el enrojecimiento cutáneo de la zona tratada.
  • En algunos casos, suele provocar un ligero dolor (algo totalmente normal).
  • Se suele ejercer presión de moderada a fuerte.
  • El masaje se realiza a una velocidad rápida.
  • Las manos, que suelen estar tensas en el momento de la presión, transmiten la fuerza que se imprime a la región.
  • Se suelen emplear cremas y geles lubricantes para ayudar al masaje.
  • Se realiza en sentido distoproximal del segmento corporal.
  • La dirección de las manos no tiene mucha importancia en el masaje convencional. Lo importante es tratar todas las zonas sin importar el orden o la dirección.

2. Drenaje linfático manual

  • Aunque tiene efectos sobre el torrente sanguíneo, sus beneficios se observan sobre todo en el sistema linfático.
  • Tiene un efecto relajante sobre los músculos y órganos.
  • Nunca debe provocar enrojecimiento cutáneo en las partes del cuerpo que se tratan con esta técnica.
  • Nunca debe provocar dolor en el paciente.
  • Este tratamiento consiste en ejercer una presión suave. Nunca debe realizarse una presión mayor que ocasione un enrojecimiento cutáneo.
  • Debe realizarse a una velocidad lenta y repetitiva.
  • Las manos del fisioterapeuta tienen que estar relajadas en el momento del masaje, ya que el movimiento debe de venir de muñecas y brazos.
  • No se deben usar lubricantes o geles para realizar el masaje.
  • El tratamiento en realiza en sentido proximodistal (es decir, se empieza en la raíz y se termina por el extremo del miembro).
  • Algo importante es que la dirección de todas las maniobras tiene debe estar orientado según el recorrido linfático.

Mejor clínica de Madrid para tratamientos de fisioterapia para el drenaje linfático

En nuestra Clínica Jaro llevamos más de 20 años de experiencia realizando diversos tratamientos como Acupuntura, Fisioterapia, Osteopatía y Pilates (además de otros servicios como Yoga, Taichi, Nutricionistas, Psicología…), que se efectúan de forma profesional a través de nuestros grandes fisioterapeutas titulados y con una amplia experiencia en las materias, además de disponer de aparatos de última generación.

Además de ser una clínica de fisioterapeuta que trata el drenaje linfático para mejorar la circulación y eliminar la retención de líquidos, llevamos a cabo otro tipo de tratamientos para tratar otra serie de patologías como la ansiedad, el estrés, adelgazar, eliminar el dolor muscular, mejorar la circulación sanguínea, recuperación de la musculatura, preparación del parto, dolor de espalda, hernias discales, esguinces de tobillo, temas de fertilidad…

Si necesitas más información sobre nuestros tratamientos, no dudes en contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso y con un servicio totalmente personalizado para ayudarte a tomar la mejor decisión, en función de tus necesidades más importantes.

Compartir
Últimos post
Contáctanos y pide tu cita
Llamar