Valoración suelo pélvico: importancia en las distintas etapas de la vida

Portada de blog sobre valoración suelo pélvico

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal por su parte inferior, sosteniendo los órganos pélvicos (vejiga, útero, vagina y recto) en la posición adecuada.

Su función es esencial para la salud y el bienestar de las mujeres, ya que influye en aspectos tan importantes como la continencia urinaria y fecal, la sexualidad, el embarazo y el parto.

Sin embargo, muchas mujeres desconocen la importancia de valoración suelo pélvico y su propio cuidado, no prestándole la atención que merece. Esto puede provocar problemas como debilidad muscular, incontinencia, prolapsos, dolor pélvico crónico, disfunciones sexuales o dificultades para concebir o dar a luz.

Por eso, desde Clínica Jaro queremos informarte sobre la valoración del suelo pélvico y su importancia en las distintas etapas de la vida. Además, te ofrecemos los mejores tratamientos para prevenir y solucionar cualquier alteración que pueda afectar a tu calidad de vida.

Valoración suelo pélvico. ¿Por qué es importante?

La valoración del suelo pélvico consiste en una exploración física y funcional de esta zona, realizada por un profesional especializado en dicha materia. El objetivo es evaluar el estado de los músculos, los ligamentos, los nervios y los órganos pélvicos, así como detectar posibles factores de riesgo o patologías asociadas.

Es importante recalcar que no sólo te explora el suelo pélvico, también se interviene en la postura de la apersona y el control de la faja abdominal.

Hombre sostiene figura de útero explicando y haciendo énfasis en la valoración suelo pélvico

La valoración del suelo pélvico es importante porque permite:

  • Conocer el estado de tu suelo pélvico y si necesitas algún tipo de tratamiento o prevención.
  • Aprender a identificar y contraer correctamente los músculos del suelo pélvico.
  • Recibir consejos personalizados sobre hábitos saludables para cuidar tu suelo pélvico (alimentación, hidratación, ejercicio físico, higiene íntima, etc.).
  • Prevenir o tratar problemas como la incontinencia urinaria o fecal, los prolapsos, el dolor pélvico crónico, las disfunciones sexuales o las dificultades para concebir o dar a luz.

Valoración suelo pélvico y su cuidado en cualquier etapa de la vida

El suelo pélvico está sometido a cambios a lo largo de la vida de las mujeres, debido a factores hormonales, fisiológicos o traumáticos. Por eso, es importante realizar una valoración del suelo pélvico y cuidarlo adecuadamente en cada etapa.

Llegada de la menstruación

La llegada de la menstruación supone el inicio de la vida reproductiva de las mujeres y conlleva cambios hormonales que afectan al suelo pélvico. Algunas mujeres pueden experimentar molestias como cólicos menstruales, hinchazón abdominal o dolor lumbar.

Estos síntomas pueden aliviarse con ejercicios específicos para el suelo pélvico, que ayudan a relajar los músculos y mejorar el flujo sanguíneo.

Antes del embarazo

Antes del embarazo es conveniente realizar una valoración del suelo pélvico para comprobar si hay algún problema que pueda dificultar la concepción o el desarrollo del feto.

Además, se recomienda fortalecer los músculos del suelo pélvico con ejercicios adecuados para prepararlos para el embarazo y el parto.

Embarazo

El embarazo supone un gran cambio para el cuerpo de las mujeres y especialmente para el suelo pélvico. El aumento de peso, la presión del útero sobre los órganos pélvicos y las hormonas que relajan los tejidos pueden provocar debilidad muscular, incontinencia urinaria o fecal, prolapsos o dolor pélvico.

Por eso, es fundamental realizar una valoración del suelo pélvico durante el embarazo y seguir un programa de ejercicios adaptados a cada trimestre, que ayuden a mantener el tono y la elasticidad de los músculos.

Parto

El parto es el momento más crítico para el suelo pélvico, ya que supone un gran esfuerzo y un posible traumatismo para los músculos, los ligamentos, los nervios y los órganos pélvicos. El tipo de parto (natural o por cesárea), la duración, las intervenciones (episiotomía, fórceps, ventosa, etc.) y el peso del bebé pueden influir en el grado de lesión del suelo pélvico.

Por eso, es imprescindible realizar una valoración del suelo pélvico después del parto y comenzar cuanto antes una rehabilitación específica, que favorezca la cicatrización, la recuperación y la prevención de complicaciones.

Postparto

El postparto es una etapa de adaptación para las mujeres y sus bebés, en la que el suelo pélvico necesita un cuidado especial. Es normal sentir molestias como dolor, inflamación, hemorroides o incontinencia urinaria o fecal.

Estos síntomas suelen mejorar con el tiempo, pero es importante realizar una valoración del suelo pélvico y seguir un tratamiento adecuado para acelerar la recuperación y evitar secuelas a largo plazo.

Menopausia

La menopausia es el cese de la actividad ovárica y la disminución de los niveles de estrógenos, que afectan al suelo pélvico. Algunas mujeres pueden notar síntomas como sequedad vaginal, irritación, infecciones, incontinencia urinaria o fecal, prolapsos o dolor pélvico.

Estos síntomas pueden prevenirse o tratarse con una valoración del suelo pélvico y un programa de ejercicios específicos, que ayuden a mantener el tono y la lubricación de los tejidos.

Clínica Jaro y el mejor cuidado de suelo pélvico con técnica de fortalecimiento

En Clínica Jaro somos expertos en el tratamiento de rehabilitación integral del suelo pélvico en Madrid. Contamos con un equipo de profesionales cualificados y con amplia experiencia en tratamientos y técnicas de fortalecimiento y recuperación del suelo pélvico. Ofrecemos una atención personalizada y un diagnóstico preciso mediante una valoración del suelo pélvico completa.

Mujer adulta enseña a mujer joven la valoracion suelo pelvico

Además, disponemos de las técnicas más avanzadas para el cuidado del suelo pélvico, como:

Gimnasia abdominal hipopresiva

Consiste en una serie de ejercicios respiratorios y posturales que reducen la presión intraabdominal y activan los músculos del suelo pélvico y del abdomen. Mejora la fuerza, la resistencia y la coordinación muscular, previene y trata la incontinencia urinaria o fecal y los prolapsos, mejora la sexualidad y la estética corporal.

Readaptación al ejercicio de Fuerza y ejercicios hiperpresivos

La vida es hiperpresiva además de que nos puede gustar realizar ejercicios que aumentan la presión abdominal y de suelo pélvico (HIIT, correr, bailar, halterofilia…), siendo necesario una correcta programación de nuestro abdomen y una buena respuesta de nuestro periné.

INDIBA

Es un sistema de radiofrecuencia que estimula la regeneración celular y el flujo sanguíneo. Favorece la cicatrización, reduce la inflamación y el dolor, mejora la elasticidad y la hidratación de los tejidos, previene y trata las disfunciones sexuales y mejora el aspecto estético.

EMS

Son unos electrodos que aplican una corriente eléctrica de baja intensidad sobre los nervios del suelo pélvico. Provocan una contracción involuntaria de los músculos, mejorando su tono y su función. Se utiliza para prevenir y tratar la incontinencia urinaria o fecal, el dolor pélvico crónico y las disfunciones sexuales.

Biofeedback

Es un sistema que mide la actividad eléctrica de los músculos del suelo pélvico mediante unos sensores. Permite visualizar en una pantalla el grado de contracción o relajación muscular, facilitando el aprendizaje y el control voluntario. Se utiliza para enseñar a identificar y contraer correctamente los músculos del suelo pélvico, mejorar su fuerza y resistencia, prevenir y tratar la incontinencia urinaria o fecal, los prolapsos, el dolor pélvico crónico y las disfunciones sexuales.

Neuromodulación tibial posterior

Aplicación de un estímulo eléctrico, en un punto concreto cerca del nervio tibial, el cual trata la IUU (incontinencia urinaria de urgencia), la vejiga hiperactiva e incontinencia fecal.

Láser

A diferencia de las técnicas utilizadas por otras clínicas, el láser que contamos está dentro de las técnicas no invasivas.  Este tipo de láser funciona por fuera de la vagina y su objetivo es tratar el dolor pélvico, dolor pélvico crónico o puntos gatillo de la musculatura del suelo pélvico.

Así que ya sabes, el cuidado del suelo pélvico y la propia valoración suelo pélvico pertinente es esencial para el cuidado de la salud de una mujer. Contacta con nosotros y te ofreceremos el mejor servicio de fortalecimiento de suelo pélvico adaptado a tus necesidades.

Compartir
Últimos post
Contáctanos y pide tu cita
Llamar